martes, 26 de enero de 2010

Una renta básica universal contra la crisis

La situación de caos e incertidumbre mundial en cuanto al desempleo y la economía en general supone una oportunidad para poner en marcha un plan Marshall solidario acorde al siglo XXI.

La excepcional magnitud de la situación y de los daños ocasionados por la crisis debería de llevar a la reflexión de establecer una renta básica universal por un período de 10 años para todos los habitantes del Mundo con una renta inferior al 30 por ciento de la media del PIB Mundial, de modo que sus beneficiarios pudieran atender sus necesidades básicas por un período suficiente para su posterior sostenimiento estableciéndose un modelo socio económico sostenido para todos los países que participaran en el plan.

Este plan Marshall serviría de modelo para organizar con tiempo los diferentes foros sociales mundiales desde el comercio pasando por el clima y el cambio de ciclo obligado de dejar los combustibles fósiles antes de que se creen nuevas situaciones de alarma.

Esta renta básica universal sería por cuantía suficiente para acceder a las necesidades básicas de los habitantes menos favorecidos, vivienda, educación, sanidad, trabajo y demás necesidades sociales, durante un período de 10 años y supondría asignar sin retorno por dicho período un importe dinerario equivalente al 70 por ciento de la media del PIB mundial entorno a 20.000 euros habitante/año.

Se crearía y organizarían en el Mundo las industrias y los servicios necesarios de modo que se generara riqueza para sus habitantes en armonía con el entorno y la comunidad internacional, sirviendo la ayuda de punto de partida para crear un nuevo modelo productivo social.


Juan Bernardo montejb La comunidad El País

2 comentarios:

Carlos G. de Castro dijo...

Hola de nuevo.

Una idea interesante, el problema no es que falten soluciones, una de ellas la que propones. El verdadero problema es la falta de voluntad por arreglar nada. Todo está montado para que una muy pequeña minoría viva como reyes, mientras; en mayor o menor medida, la gran mayoría pasa necesidades... En realidad este problema existe desde que el mundo es mundo.

Un abrazo.

montejb dijo...

Hola Carlos.

Gracias por tu comentario. Efectivamente desde que el mundo es mudo es así como dices.

El caso es, que actualmente con el grado de progreso y conocimiento, el sistema actual no se puede sostener por mucho tiempo. Casi dos tercios de la población mundial se encuentran en la franja de la mal tratada clase media en los límites de la pobreza y la abundancia. Esta clase media dispone de acceso al conocimiento y a los medios como nunca han existido y no parece tan maleable por mucho tiempo.

La cuestión es anticiparse al tiempo y aproximado, prever cuándo se producirá el cambio y cómo, para estar preparados. Voluntad no parece que sobre, antes al contrario soy del pensar que un hecho imprevisto extraordinario de carácter natural, un gran terremoto o el impacto de un meteorito en una zona densa e industrialmente poblada, forzará a tomar las medidas de progreso de verdad del ser humano que tanto hacen falta y hace tiempo se tenían que haber adoptado paulatinamente paso a paso con previsión y anticipación. En los últimos 100 años ocasiones ha habido de haber empezado, pero el egoísmo ha impedido el avance. Esperemos pronto se empiece y progresemos en equidad y armonía para el bien de la humanidad.

Abrazos,
Juan Bernardo