martes, 9 de agosto de 2011

Dinero circular

Posiblemente, si se emitiera por los diferentes Tesoros Públicos de las respectivas Naciones un "Nuevo dinero libre de deuda" y se distribuyera  en base al censo de habitantes, caducando y renovándose de año en año, digamos en 30.000 Euros por habitante de media para todos los países, la mayoría de los problemas actuales desaparecerían. 


Este Nuevo Dinero sin deuda, permitiría pagar y cancelar los Bonos de Deuda de los Estados  al tiempo que perfectamente, se puede depositar en la cuenta bancaría de cada unidad familiar, siendo utilizable previo el presupuesto de necesidades y compromisos de pagos, inclusive las obligaciones del Estado para el sostenimiento de los servicios comunes, ya sea Educación, Sanidad o los que fueren. 


Tutelando y supervisando, actuando como Delegado fiduciario de los Estados las entidades colaboradoras, como administradores experto financieros y de los medios de intercambio, recomendarían actuar sobre los ingresos por el trabajo y cuales quiera otros, compensarían este digamos anticipo, Pagando los Bonos de Deuda, ofreciendo solvencia al sistema Bancario una vez sustituidas las deudas perniciosas y ficticias del actual sistema económico fraccionado de crédito. El excedente no utilizado caducaría o lo recuperaría el Estado para equilibrar las desviaciones de precios evitando los procesos inflacionarios y ajustar las necesidades financieras de crecimiento. 

Los Bancos así, realizarían una real función como tal, en administrar los medios de intercambio de los ciudadanos, cobrando por su coste de servicio en administrar la economía y el sistema productivo. 

Disponer de los recursos necesarios en el tiempo, para atender las necesidades de la población, conforme a los medios y posibilidades, evitando el derroche y la infrautilización de productos, bienes y servicios, sería la prioridad, además de acabar de una vez con la miseria y pobreza de millones de habitantes.

Instaurar y consolidar la Democracia, equilibrando las rentas de la población mundial y proveyendo de los medios necesarios para localizadamente producir y atender las necesidades, evitando las migraciones perniciosas, sería otra de las prioridades.

De esta manera se puede progresar en equidad e igualdad de oportunidades, independiente de que se procure la plena ocupación ya sea productiva directa o mediante aportaciones sociales de utilidad e interés general. 

El beneficio se debe de obtener por ser, no por poseer, acumular y consumir, expoliando y mal utilizando los recursos de la naturaleza e infrautilizando cuanto somos capaces de producir y transformar.


5 comentarios:

montejb dijo...

La propuesta esencial que se pretende, es bien diferente para el sostenimiento de la Economía Social. Entiendo como falso, el planteamiento que enuncia escasos recursos económicos, según la escuela Económica dominante actual y, también es falso, el atributo de Ciencia que se arroga la Economía, pues si fuera Ciencia el sistema que tenemos, no permitiría ni estaríamos en el caos que estamos.

En general, la formulación y aplicación de las verdaderas Ciencias, ofrecen un comportamiento de conjunto previsible y razonado teórico y práctico. La Economía como seudo ciencia, solo ofrece estudios de opiniones y teorías parciales de comportamientos y resultados, muy ineficientes e injustificados como todos conocemos y sufrimos.

Efectivamente, se necesita un flujo circular, no de la renta que es aquí donde reside el error, sino del instrumento de intercambio que, con la actuación e iniciativa de las personas, a consecuencia de satisfacer sus necesidades, es el impulso y motivación clave para arrancar el circuito de origen a fin de la Producción/Oferta y el Consumo/Demanda.

La emisión que se necesite de dinero público, (y no privado o bajo monopolio como sucede), distribuyéndolo entre la población tangible existente, para atender el flujo financiero del sistema productivo, como contrapartida a los compradores de la Deuda Pública, resuelve el problema. Si además tenemos en cuenta, que el papel dinero es un intangible de confianza, que mejor que la propia confianza de comportamiento de la población, pues en definitiva, intercambiamos nuestra propia dedicación de tiempo, (otro intangible), con los demás añadidos y agregados de cuanto queramos se necesite.

A estas alturas iniciado el siglo XXI, muchas personas ya sabemos que, estamos sometidos a la tiranía y dictadura del dinero, en beneficio de unos pocos, y que la Economía, tal como nos la ofrecen y venden, no funciona como es evidente, porque simplemente, es una burda patraña y un embuste Universal en manos de un puñado de listos.

Añadir, que estoy absolutamente seguro, que muchos miles de profesionales de la economía en todo el mundo, saben y son conscientes de cuanto expongo, aunque por los motivos que sea, la mayoría miran para otro lado. Solo algunos prestigiosos economistas, alzan la voz o realizan críticas veladas sin entrar a fondo de vez en cuando, procurando no poner en peligro su subsistencia. Allá cada cual con su conciencia y el vivir de prestado de otros.

Resulta, que si por salvarse unos miles, cientos de miles los que sean, se tienen que condenar varios cientos de millones de seres Humanos, por mi parte va a ser que NO.

Air Crusan dijo...

A priori la idea parece buena, pero ¿ese perpétuo ingreso de 30.000 euros por unidad familiar no acabaría convirtiéndose en fuente de parásitos sociales? En el Reino Unido existe un gran número de familias que viven solo a costa de subsidios. O mejor dicho vivían ya que con los drásticos recortes que están sufriendo les han "cortado el grifo". Yo soy partidario de un mejor reparto de la riqueza, pero creo que el subsidio no es la mejor opción pues a la larga el ser humano tiende por naturaleza a la ley del mínimo esfuerzo y por tanto a acomodarse bajando drásticamente la productividad convirtíendose en rémoras del sistema al cual todos contribuimos. Otra cosa es que ese tipo de medida que propones fuera asociada a ciertas condiciones como al hecho de que se otorgase el dinero siempre y cuando un tanto por ciento de los miembros de la familia trabajasen o estudiasen (siempre que sacaran un mínimo de buenas calificaciones para evitar fraudes), por ejemplo.

montejb dijo...

Air Crusan. Gracias por compartir y colaborar.

Efectivamente la propuesta conlleva implícitamente, aportes sociales de todos los miembros de la familia, además de la ocupación productiva eficiente, la dedicación en el tiempo que sea en el estudio y aprender habilidades de utilidad de acuerdo a preferencias y mejor rendimiento. Evitar la pereza y la sensación de subsidio es importante, pues necesariamente se debe de colaborar y actuar responsable y conscientemente.

Si además añadimos como premio y recompensa el reconocimiento social, en diferentes actos que se pueden realizar en la comunidad, pienso que sería suficiente motivación para dedicarse a colaborar con los demás. Se trataría de establecer bien los procedimiento y la recompensa, de modo que se eviten los males del actual sistema de avaricia y acumulación.

Saludos,
Juan Bernardo montejb

Air Crusan dijo...

Bien... y a parte de lo anterior, ¿qué me dices de la inflación? Cuando el Gobierno instauró la ayuda para jóvenes de 200 euros para que alquilaran muchos dueños de viviendas en alquiler subieron sus precios en unos 200 euros. Se tendría que vigilar mucho este tema para evitar que los precios subieran y con el tiempo esos 30.000 euros no fueran suficientes tal como se plantearon en su origen.

montejb dijo...

Air Crusan.

Con la emisión del dinero necesario para atender las necesidades, evitando la acumulación mediante la caducidad anual, los excesos se ajustarían, si además se establecen los techos de precios como ya se hace en multitud de productos y servicios, se impediría los abusos como el que citas, entre otros muchos.

Un modelo de referencia que he citado en diferentes ocasiones sería el código de circulación. No se evitan los atascos, ni los accidentes, pero hay unas normas equitativas y justas para todos los usuarios independiente del vehículo medios, habilidades o situación de conductor, pasajero o viandante.

Gracias por comentar y saludos,

Juan Bernardo montejb